Oportunidades con productos locales (1/2)

Si bien el sector forestal se encuentra también integrado en la economía global y la supervivencia de las empresas pasa cada vez más por tener clientes y proveedores de cualquier parte del mundo, hay oportunidades interesantes en los mercados locales, al alcance de empresas y emprendedores del lugar, altamente beneficiosas para la economía local, el medio ambiente y el empleo. Son casos en los que la cadena de valor puede concentrarse en el territorio, desde la obtención de la materia prima hasta la venta al consumidor final.

Ahora bien, las longanizas no están colgadas de los árboles, y es necesario equiparse, organizarse e invertir. La competencia mundial es tan feroz que es muy común que en muchas comarcas forestales en las que tradicionalmente se usaba la madera local para todo, haya dejado de utilizarse en las industrias del lugar porque la materia prima llega más barata y en mejores condiciones desde el exterior.

Veamos algunos ejemplos y oportunidades para generar cadenas de valor locales en el sector forestal, considerando algunas de las ventajas con las que cuentan los productos locales.

Los productos locales tienen la ventaja de no tener apenas los gastos de transporte. Es una oportunidad para montar por ejemplo cadenas locales de abastecimiento de biomasa para usos energéticos, teniendo en cuenta que formatos como las leñas y la astilla tienen un coste de transporte elevado respecto al precio del producto. También favorece las industrias locales que necesitan madera de poca calidad, ya que se escapa de precio cuando se transporta lejos. Este hecho tiene como contrapartida que no se tienda a mejorar la calidad de la madera y por lo tanto a valorizar tanto la materia prima como los productos elaborados en la zona.

Ultzama biomasaAun así, la ventaja del transporte no siempre es tan favorable. Es muy común que salga más caro producir astillas con la madera de los montes propios que comprándola a precio de mercado, pero permite valorizar otros aspectos, como el cuidado de los montes, la reducción de las emisiones de carbono, la creación de empleo y empresas locales, algo que pesa positivamente en la balanza cuando el promotor es un ayuntamiento, como en el caso de Ultzama. En este municipio navarro se utiliza madera local a pesar de que sale algo más cara que si la compraran fuera, han optado por utilizar sus propios recursos forestales creando instalaciones procesado y aprovechamiento de biomasa del municipio para calentar y producir ACS en los edificios públicos.

Estos beneficios “colaterales” del aprovechamiento de recursos locales, tal vez son la principal ventaja con la que cuentan, a pesar de que la primera que nos viene a la mente sea la del transporte.

Unida a estas últimas ventajas se encuentran la tendencia a preferir productos locales, y a el aumento de consumidores que buscan productos de la zona. Este hecho permite que aunque el precio pueda ser más alto, se prefiera por razones de cercanía, justamente para favorecer como consumidores la mejora de la economía local y el medio ambiente.

Lo dejamos aquí por el momento. Seguimos hablando en el siguiente post.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


7 + = 14