“Inventando” recursos

Los recursos están en un lugar muy diferente al que pensamos. Un recurso no es nada per se. Se convierte en un recurso cuando se le encuentra o se le otorga una utilidad valiosa.  Algo que es un recurso en un momento dado deja de serlo cuando se descubre y desarrolla una manera alternativa de satisfacer mejor una necesidad o deseo sin hacer uso del mismo. Por ejemplo, la leña perdió valor o importancia como recurso con el abaratamiento del uso de las calderas de gasoil y el gas a lo largo del siglo XX en buena parte del mundo occidental.

El bosque, y el monte en general, se ha concebido tradicionalmente como una fuente de materias primas, un proveedor de recursos primarios con los que construir, calentarse o alimentar el ganado.  Todo esto sigue siendo válido, pero surgen nuevas dimensiones. Se abre un abanico de posibilidades.

Una banda de arena bañada por el mar y el sol del verano no era mucho más que un molesto accidente geográfico en los siglos pasados hasta convertirse hoy en día en una de las principales fuentes de riqueza de muchos países, fruto de un conglomerado de circunstancias, que podemos resumirlas con la palabra turismo. Por no hablar del petróleo, que pasó de ser una curiosa e insignificante piedra aceitosa a un material para calentar lámparas y posteriormente a la gran piedra angular de la economía mundial del siglo XX, también fruto de un cúmulo de circunstancias, entre las que destaca la puesta a punto tecnológica del motor de explosión.

En todos estos ejemplos, entran en juego circunstancias sociales, técnicas, culturales, materiales, económicas, políticas… Peter Drucker, uno de los padres del management moderno lo resumía con la palabra conocimiento. Afirmaba que el recurso dominante y factor de producción de riqueza absolutamente decisivo no será ya ni el capital, ni el trabajo, ni la tierra –los recursos naturales– sino el conocimiento.

Con esta base teórica iremos explorando novedades y océanos azules que se abren en los albores del siglo XXI para el bosque y el sector forestal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


5 + 5 =